martes, 9 de abril de 2013

Presupuestos: dificultades a tener en cuenta.


La mayoría de veces se habla de las ventajas de los presupuestos y de situaciones agradables, positivas y beneficiosas asociadas a ellos.

No queremos que los lectores se vean erróneamente influenciados por “cantos de sirenas”: en realidad, implantar un sistema presupuestario implica un gran esfuerzo administrativo.

Antes de seguir leyendo este artículo es importante que haya leído nuestro artículo: "Ventajas y Riesgos que brindan los presupuestos".

A continuación enunciaremos algunas de las dificultades a las que se ven sometidas cotidianamente las diversas empresas e instituciones que deciden incorporar un sistema presupuestario para mejorar su administración:

a) Resistencia al cambio. Aunque en un primer momento parezca desmesurada la precaución, es muy frecuente observar conductas de resistencia al cambio, cualquiera sea la naturaleza y las características de las cosas que se intentan cambiar. Siempre existirá alguien que exclamará: ¿Cómo, si hasta ahora estábamos bien, por qué vamos a cambiar? Evidentemente la respuesta es: vamos a cambiar para mejorar, para ser más eficientes, para brindar más y mejor información sobre la marcha de la empresa.

b) Directivos sin suficientes conocimientos o interés para impulsar su utilización. También puede darse el caso de directivos sin suficientes conocimientos acerca del tema, pero lo más nefasto es la existencia de algunos con poco o ningún interés en impulsar su utilización.

c) Escaso cuerpo de profesionales, o con dedicación parcial, fundamentalmente en las Pequeñas y Medianas Empresas. Algunas de ellas cuentan con pocos profesionales, o con dedicación parcial. Este tipo de situaciones también conspira contra el éxito en la utilización de los presupuestos. La presencia de profesionales o de idóneos con conocimientos en la materia ayuda a llevar adelante su adecuada implantación.

d) Rara vez "se mira hacia adentro" con la misma atención que "hacia afuera". Está muy bien que se tenga en cuenta el medio ambiente en que se desenvuelven las actividades de la empresa. pero no es malo mirar hacia adentro, tratar de mejorar la parte interna para que -como consecuencia de ello- la imagen en el exterior también se beneficie.

e) Creencias erróneas. Hay también algunos tabúes, algunas creencias erróneas, que dicen que los presupuestos crean una mayor burocracia y que sus costos son desmesurados. Por supuesto que tal afirmación es falsa. Y es falsa siempre y cuando los presupuestos se realicen con sentido común y de empresa, evaluando constantemente la relación Costo/Beneficio que, necesaria e invariablemente, debe existir al ponderar y analizar la conveniencia de una medida a tomar. Si se realizan presupuestos útiles, adecuados, el objetivo seguramente se cumplirá sin ningún tipo de problemas.

f) La informalidad: hay muchos empresarios que tienen claro “hacia adonde ir” pero lo tienen “en su cabeza”. Les cuesta formalizarlo por escrito. No están acostumbrados a debatir con su personal sobre los objetivos y metas que persigue la empresa. No hay sectores bien definidos, ni responsables de cada sector, lo que hace imposible el control de aplicación.


Para más información realizar nuestro curso “Presupuestos y control de gestión


Me gustaría que nos deje su comentario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada