miércoles, 16 de enero de 2013

Que es y para qué sirve el flujo de fondos (Cash flow)


Es importante leer el artículo anterior “La importancia de la gestión de tesorería en su empresa”.

El dinero es el lubricante indispensable en cualquier organización con o sin fines de lucro. Necesita un nivel adecuado para garantizar su funcionamiento. Si es menor se corren riesgos y en situaciones extremas puede concluir en la propia destrucción de la organización.

En cambio, si los niveles son excesivos se compromete una buena rentabilidad al mantenerse capitales ociosos.

No existen reglas universales para cuantificar el nivel de estos activos. Se propone a veces un porcentaje de las ventas o bien un porcentaje sobre el activo corriente. Pero indudablemente es la propia marcha de una empresa la que permitirá monitorear las exigencias mínimas indispensables.

La escasez de dinero en caja acarrea perturbaciones que no siempre se advierten pero que comprometen la eficiencia entera de una organización empresaria. En efecto, genera constantes dificultades que imperceptiblemente entorpecen la marcha a cada paso.

Hoy será el retraso de un abastecimiento, mañana la fricción en la relación con los proveedores, malestares con el personal al retrasarles el pago de sus haberes; o bien el interés punitorio del fisco cuando se abona fuera del vencimiento, y también con los bancos, cuando no se abonan las deudas a su vencimiento o se le solicitan sucesivas prórrogas.

La existencia de fondos suficientes en caja es una artesanía que el administrador financiero debe cultivar y dominar, distribuyendo con equilibrio las inversiones en los distintos activos y negociando cotidianamente los pasivos en cada transacción.

Una cierta proporción de capital -aunque sea mínima- debe destinarse a un encaje fiduciario. A veces, sin embargo, es desproporcionada cuando los administradores son excesivamente conservadores y tiemblan ante la posibilidad de quedarse sin plata. En estos casos se está frente a un típico ejemplo de mala asignación de los recursos.

El flujo de fondos (cash-flow) es una herramienta más en la administración de una empresa y un requisito importante para abrir la puerta a nuevas fuentes de financiamiento.

Se lo define como el estudio del equilibrio financiero a corto plazo, o sea la aptitud de la firma para hacer frente a sus compromisos inmediatos. En el estado de flujo de fondos se detallan las entradas y salidas de fondos y permite conocer cómo anda el negocio en los papeles.

En las empresas existe una continua circulación de capital. El fluir de esos fondos generado por las operaciones puede ser aumentado por fuentes externas mediante la obtención de préstamos, o por aumentos de capital.

En la vereda de enfrente, los egresos incluyen los pagos a proveedores, dividendos y retorno sobre la inversión.

Pero mantener las cuentas equilibradas no es fácil. Los problemas en la administración están a la orden del día:

• No poseer una cantidad de efectivo suficiente para hacer frente a las necesidades financieras de la empresa puede traer serios dolores de cabeza. Esto puede provocar la búsqueda desesperada de efectivo obteniendo desfavorables condiciones crediticias, así como también correr el peligro de llegar a la cesación de pagos.

• Otro problema puede originarse por no mantener el fluir de fondos en un nivel tal que permita a la empresa adecuarse al avance tecnológico y al crecimiento de la industria. Para evitar estos inconvenientes, la dirección de la firma necesita información relacionada con los saldos de caja y el fluir de los fondos a fin de establecer y ejecutar políticas relacionadas con la administración de las disponibilidades de la empresa.

• Es necesario tener pronósticos, registros e informes especiales para guiar a los ejecutivos en el manejo de los números.

Como lograr que cierren las cuentas

Lo que sucede en la mayoría de las empresas es que a los proveedores hay que pagarles a los 60 días, los impuestos y nuestros gastos fijos a 30 días y los clientes pagan a 120 o 180 días. Entonces, ¿cómo logramos el equilibrio financiero?

Parte de ese movimiento lo puede financiar nuestra propia empresa que no es lo normal o sino tiene que estar financiado si o si por nuestros bancos o nuestros proveedores para que cierre mi cash-flow.

Generalmente se negocia con el proveedor tener su deuda toda chequeada con valores de terceros bien atomizados a plazos más largos. Por supuesto pagando los intereses correspondientes en el mismo momento pero previamente negociada una tasa razonable.

Y apenas el proveedor tenga un cheque rechazado de tercero será inmediatamente canjeado por otros cheques de terceros o directos para que siempre este totalmente chequeada nuestra deuda.

La otra opción es llevar los cheques de terceros postdatados a negociar al banco para que me paguen los cheques directos emitidos por mi empresa. Por supuesto que hay que negociar la tasa (que siempre va a ser mas cara que la que cobre el proveedor) y cuando venga un cheque de tercero rechazado el Banco automáticamente hace el débito en nuestra cuenta con el problema de generar giros en descubiertos y hasta la posibilidad que alguna vez rechacen un cheque directo de nuestra empresa.

A esto hay que sumarle que muchas veces los clientes nos piden refinanciar cheques que ya nos habían dado y en este caso es más fácil de resolver con el proveedor que con el Banco.

Por lo tanto es preferible negociar primero con el Proveedor. Si no es posible se hará con el Banco.

Para que termine de cerrar este esquema es necesario obtener cheques de nuestros clientes y tener la menor cantidad posible de saldos en cuenta corriente.

Otro tema a tener en cuenta es el margen de ganancia que tenemos al vender nuestro producto o servicio. Los precios tienden a bajar, la rentabilidad también y los plazos de cobranza se estiran cada vez más.

Hay que tener cuidado porque en la vorágine de luchar por no perder participación en el mercado la ganancia que obtenemos no alcanza para pagar los intereses poniendo en peligro nuestra subsistencia.


Para más información realizar nuestros cursos “Finanzas 1: plan financiero” y “Finanzas 2: Gestión de Tesorería”.


Espero tu comentario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada