miércoles, 23 de enero de 2013

Que estrategia deberían aplicar las empresas que no se prepararon para la recesión


Es importante leer el artículo anterior “Como crecer en un contexto recesivo”.

En primer lugar, los líderes deberían ser honestos consigo mismos y con su gente, y admitir que el mercado atraviesa un momento difícil que no anticiparon, y que por un tiempo, habrá que trabajar más duro para salir de la crisis.

Hay tres líneas de acción que deberían emprenderse en paralelo.

Primero, detectar cómo cambiaron las prioridades de los clientes.

Segundo, hacer una reducción diferenciada en los costos y una reasignación del ahorro por recortes a las funciones con mejor desempeño.

La mayoría de las empresas achican los costos de manera uniforme en todos los sectores, pero, en general, no resulta una medida apropiada. Las empresas que mejor superaron las crisis pasadas trataron de identificar el desempeño de cada individuo y asegurarse de que, en caso de que ser necesarias reducciones de personal, afectaran al 10 por ciento de menor rendimiento.

Por otra parte, aplicaron un principio simple: recortar dos, invertir uno. En otras palabras, reasignaron parte de los recursos "recortados" a actividades y funciones que les darían una ventaja significativa en años posteriores.

Además de la identificación del cambio en las prioridades del cliente y la reducción diferenciada en los costos, la tercera línea de acción consiste en detectar, entre los múltiples proyectos en investigación y desarrollo en curso, los cinco o seis que podrían tener el mayor impacto favorable para la empresa y acortar el tiempo de su salida al mercado: si faltaba un año para tenerlos listos, tratar de terminarlos en seis meses.

De este modo, la empresa podrá ofrecer nuevo valor a los clientes, y mantener o extender su línea de productos en el mercado.


Para más información realizar nuestro curso “Crecimiento disciplinado”.


Espero tu comentario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada