jueves, 6 de septiembre de 2012

Consejos para que las empresas puedan aprovechar las redes sociales



Las empresas pueden sacar buen partido de estas plataformas 2.0, pero no todas lo hacen. Es más, la mayoría desconoce el potencial que puede tener Facebook, Twitter, LinkedIn o Google+ como plataforma de promoción para crecer dentro y fuera de Internet. Por esta razón les ofrezco un decálogo de consejos:


• Apunta bien y acertarás. Nadie como el emprendedor sabe cuál es su público objetivo. Una vez que lo localices en el plano real, haz lo mismo en Internet. Descubre en qué redes sociales están tus clientes antes de actuar en una concreta. Puede que te convenga más actuar en redes sociales especializadas verticales que en redes sociales generalistas. Tú tienes la decisión y la posibilidad de targetizar.


• Si tu actividad es comercial, abre una página profesional en la red social Facebook. Las páginas son la mejor opción para promocionar una tienda, un establecimiento de servicios o cualquier negocio Nunca abras un perfil personal para tu negocio porque te lo cerrarán con toda la razón de hacerlo. También puedes abrir página de la empresa en las redes sociales profesionales cómo LinkedIn y Google+.


• Si tu actividad es más social, decídete por un grupo. Los grupos, a diferencia de las páginas, son más abiertos al diálogo y a la colaboración entre usuarios. Si tu actividad es fundamentalmente social, da de alta un grupo en lugar de una página y haz que todas las comunicaciones giren en torno a la actividad que realizas. Hay grupos en muchas de las mayores redes sociales.


• Interactúa. Las redes sociales son plataformas sociales: demuestra que lo sabes contestando a los mensajes, dejando comentarios y atendiendo a tus clientes. Sube imágenes de tus nuevos productos, anuncia ofertas desde tu página, deja información sobre eventos que organices o en los que participes, etc. Si te embarcas en redes sociales préstales atención. Al igual que queda fatal no contestar al teléfono, lo mismo sucede cuando no respondes a un mensaje en redes sociales.


• Mantén actualizada tu agenda de contactos. Las redes sociales pueden hacer las veces de agendas de contactos alojadas en la nube. Si mantienes organizada y actualizada tu agenda de “perfiles” podrás acceder a ella en cualquier lugar donde tengas acceso a Internet, sin llevar encima tu ordenador. Puede ser muy útil.


• Realiza acciones exclusivas en las redes sociales. No pienses en las redes sociales como algo secundario, sino como una prolongación real de tu negocio y un canal muy especial. Realizar promociones exclusivas a través de las redes sociales aumentará tu popularidad entre aquellas personas que sean seguidoras de tus productos o servicios. Dales a conocer que por estar ahí ellos también pueden conseguir beneficios.


• Utiliza los eventos. Haz uso de los calendarios de eventos en las redes sociales para dar a conocer tus campañas y acciones. Podrás invitar a tu público objetivo a aquellas citas que consideres clave para promocionar tus productos o servicios. Es gratis, fácil de usar y accesible para cualquier usuario que esté conectado a las redes sociales.


• Aprende a aceptar las críticas. Una de las características principales de las redes sociales es que son plataformas vivas. Los usuarios pueden y deben opinar en todo momento, no va a ser menos en tus interacciones con ellos. Tolera las críticas, encáralas con el mayor respeto y sé receptivo con todos los comentarios que te dejen. La educación lo es todo.


• Nunca seas un spamer (bajo ningún concepto). La palabra spamer define a aquellas personas que se dedican a enviar mensajes de publicidad a mansalva. Tu misión consiste en promocionar productos y servicios, pero hazlo con estilo, sin caer en el lado oscuro. Por ejemplo, cuando envíes mensajes o invites a eventos, no hagas invitaciones masivas y selecciona a los invitados. Seguro que es más laborioso, pero la imagen que se llevan de ti cuando eres un spamer no es la mejor.


• Arriesga en redes sociales. No tienes nada que perder, solo necesitas invertir tiempo. Si recurres a comunicarte con tus consumidores desde redes sociales, puedes hacerlo sin gastar dinero, salvo que te apuntes a la publicidad por palabras de Facebook o te hagas premium en las distintas redes sociales que dan dicha opción. No hay nada mejor que arriesgar cuando la mayoría de las acciones de promoción que puede realizar una empresa en una red social son completamente gratuitas.


Te recomendamos complementar esta información con nuestro artículo: "Como tener visibilidad y una buena reputación en las redes sociales".


Espero que estos consejos sean de utilidad a las empresas que deseen adentrarse en las redes sociales. La clave está en realizar las tareas siempre con una razón y no por inercia social. Si quieres estar en redes sociales, piensa primero por qué debes estar ahí y actuar. Suerte.


Para más información ver nuestros cursos "Marketing en Internet 1" y "Marketing en Internet 2".


Espero su comentario.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada